Traducir el Sitio
English French German Italian Portuguese Russian Spanish

Ataque de “chinche diminuta” en soja

Está afectando a sojas de 1ra, con riesgo para las sembradas más tarde; y puede irrumpir en la soja de 2da en su emergencia. Una simple revisión de los lotes evitará, nos tome desprevenidos.

 

Poblaciones de chinche diminuta Nysius sp se observan en los rastrojos, ya desde hace tiempo, principalmente entre la cobertura de malezas o en la abundante broza de una buena siembra directa o como resultado de un quemado de malezas tardío, sitios de resguardo de estas pequeñas chinches. Lotes que tuvieron rastrojos enmalezados y con presencia de bolsa de pastor, entre otras malezas que la favorecen, son condiciones que prácticamente aseguran el impacto de la chinche diminuta.

Descripción de la plaga
Esta chinche es pequeña, de ahí su nombre vulgar "chinche diminuta", su tamaño adulto varía entre 4 a 5 mm de longitud y su ancho promedio es de alrededor de 1,5 mm.
Los adultos alados así como las ninfas o estadíos juveniles sin alas, suelen aparecer en altas densidades sobre la broza y plántulas de soja en el surco de siembra. Los adultos, por su tamaño y coloración negra, pueden ser confundidos con pequeñas moscas al volar sobre el rastrojo en grandes cantidades (parecieran enjambres o nubes de bichitos, según suele decirse, volando bajo sobre rastrojo). Con la ayuda de una lupa de mano podrá apreciarse que tienen ojos grandes, globosos y negros, coloración general grisáceo-negruzca, y antenas con 4 segmentos.
Los estadíos juveniles o ninfas son de menor tamaño aún que los adultos. No vuelan pero presentan alta movilidad, y cuando estas pequeñas ninfas están quietas suelen confundirse a simple vista con pulgones. A través de una lupa se podrá observar que las ninfas presentan una coloración rosada en el abdomen y negra en el tórax y cabeza. Los ojos negros prominentes y antenas de 4 segmentos son muy evidentes en ambos estados del insecto.

Condiciones predisponentes
Primaveras secas predisponen el desarrollo de este pequeño hemíptero perteneciente a la familia Ligaeidae y género Nysius sp, condiciones que pueden generar grandes poblaciones del insecto y su correspondiente impacto en implantación del cultivo.
La presencia de malezas, como "bolsa de pastor", Gamochaeta (peludilla), y "lecherón", por ejemplo, favorecen el mayor impacto de la temible plaga.
La presencia de abundante rastrojo en superficie favorece su crecimiento y desarrollo ya que le sirve de protección.

Daños
Afectan las plántulas de soja. Los daños son muy graves sobre todo en los primeros estados del cultivo. Durante la emergencia, el insecto pica los cotiledones pudiendo ocasionar la muerte de la planta.
Es frecuente la presencia de altas poblaciones de estas pequeñas chinches sobre el cultivo emergido, produciendo daños que en muchos casos obligan a la resiembra, o bien dejan al cultivo con un menor potencial de producción debido a la generación de grandes manchones con escasas plántulas sobrevivientes.

Síntomas
El picado de la chinche diminuta sobre los cotiledones de soja causa su deterioro, deformación, y un consecuente aspecto de roído y escaldado (aspecto amarronado-plateado), sintomatología que termina en necrosis y muerte de los mismos.
Las plántulas de soja normalmente no tienen posibilidad de recuperarse por el picado que también producen las chinches diminutas sobre el extremo del epicótile. De esta manera es afectado el crecimiento de las pequeñas plántulas, por necrosis del ápice foliar a la altura de las pequeñas hojas verdaderas en desarrollo. Como consecuencia de los daños se produce una rápida muerte de las plántulas, dejando manchones "pelados" en el cultivo.
No hay un umbral para chinche diminuta, fundamentalmente por la dificultad de contarlas (nubecitas de pequeñas chinches adultas en vuelo rasante sobre el rastrojo). Lo aconsejable es considerar el control ante la presencia de estas chinches en varios sectores del lote, más la visualización del comienzo de la sintomatología, es decir daños en los cotiledones y ápice de crecimiento de la plántula de soja.

Esta plaga está comenzando a presentarse en soja de primera en muchas zonas, con riesgo sobre todo para las sembradas más tardíamente, y también puede afectar la soja de segunda en su emergencia. Una simple revisión de los lotes evitará que nos tome desprevenidos, y por ende sufrir pérdidas de plantas en grandes rodeos. De ahí la importancia que tiene para el productor el estar en alerta por su posible presencia desde el momento de emergencia del cultivo. La soja de segunda tendrá mayores riesgos de sufrir un alto impacto de esta plaga.

Monitoreo del cultivo
Revisar fundamentalmente en la mañana temprano o a fin de la tarde (horarios donde su presencia se hace más visible). La característica de ojos prominentes, sumada a la de reducido tamaño y coloración general oscura, son los principales indicadores para la detección del insecto a campo, desde el mismo momento de la emergencia de soja.
La observación de daños en los cotiledones de la soja es indicador del inicio de su ataque, y por lo tanto una herramienta fundamental para la detección oportuna de la plaga y para evitar pérdidas de importancia.
No descuidarse en vigilar los lotes de soja desde el mismo momento de la emergencia, o antes de la misma, evitando hacer las observaciones en horas pico de insolación. Nubecitas de insectos pequeños y oscuros rasantes al cultivo (tipo enjambre) son los adultos alados de Nysius, mientras que las ninfas no vuelan pero se mueven muy rápidamente sobre plántulas y rastrojos.
La presencia de cotiledones con lesiones bien apreciables de color marrón son un serio alerta sobre el rápido impacto de la plaga que puede terminar con una abundante cantidad de plántulas muertas, o bien con rodeos dentro del cultivo prácticamente "pelados" con la densidad de plántulas diezmada por la plaga.

Control de la chinche diminuta:
El control se realiza con los mismos productos que son usados en chinche verde, pero con una reducción del 20 al 30% de la dosis. Al igual que en el control de las chinches tradicionales del cultivo de soja, el agregado de un piretroide mejora la eficiencia de control al incrementar la movilidad de las chinches, favoreciéndose de esta manera el contacto del insecto con las gotas del insecticida recientemente depositadas.
Para el logro de una mayor eficiencia de control resulta conveniente que la aplicación se efectúe en la mañana temprano o al atardecer (momentos de mayor actividad y exposición de estas chinches) y con el agregado de un buen tensioactivo

Actualizado (Sábado, 27 de Noviembre de 2010 20:27)